Propósitos de año nuevo: dejar de fumar y hacer dieta a la vez. ¿Es posible? - metodoamaro.com

Propósitos de año nuevo: dejar de fumar y hacer dieta a la vez. ¿Es posible?

por María Amaro

Dos de las promesas más repetidas en los hogares españoles cuando se acerca el final del año son las de hacer dieta y dejar de fumar. Muchas personas se preguntan si es posible combinar una cosa y otra y no morir en el intento, pero aquí vamos a facilitarte unas claves.
El consumo de tabaco está directamente relacionado con más de 25 enfermedades y es responsable del 85% de casos de cánceres de pulmón, el 75% de bronquitis crónicas y, entre otras dolencias, del 25% de las cardiopatías isquémicas.
 
Por ello es una cuestión de salud plantearse dejar el tabaco de una vez por todas, pero a la dificultad de hacerlo por la adicción generada, siempre se une el miedo a coger esos kilos de más que se asocian a la ansiedad que produce dejar de fumar.
La Dra Amaro, Directora de la Clínica Método Amaro, asegura que “controlar la ansiedad y mantener unos hábitos de vida saludables que eviten el aumento de peso es perfectamente compatible, ya que en ambos casos se asocian a rutinas que nos llevan a fumar después de comer, antes de trabajar…Y si modificamos rutinas cuando se nos genere esa ansiedad vamos a poder llevar a cabo tanto la dieta como dejar el tabaco”, afirma.

Para dejar de fumar estas son algunas recomendaciones:

    1. Una vez tomada la decisión, acudir a la terapia elegida pasados uno o dos días ya que estas primeras horas son las más complicadas y significa que caminas firmemente hacia tu objetivo. La acupuntura es una ayuda
    2. Para evitar los tics del cigarro después de comer, ya sea desayuno comida o cena, un lavado de dientes rápido y un colutorio. Eso disminuirá las ganas de fumar puesto que el cigarro no sabrá bien.
    3. Cambiar la rutina del cigarro de la mañana por la del lavado de dientes o hacer ejercicio, la del cigarro tras el café con una pequeña siesta o la del cigarro antes de entrar a trabajar con la ingesta de una manzana, por ejemplo, ayuda a tener cambios saludables en nuestras costumbres 
    4. Hacer ejercicio aeróbico por las mañanas de forma intensa va a ayudarnos en el aspecto físico y a ser conscientes de lo mal que nos encontramos por culpa del tabaco.


Pero, ¿cómo puedo combinar esto con la dieta? La ansiedad que nos produce dejar de fumar suele ir acompañada de una ingesta calórica. El problema es que dirigimos esa ingesta hacia alimentos dulces o salados y rara vez hacia los saludables.

Redirigir esa ansiedad hacia la fruta, vegetales crudos o proteínas es el paso más complicado pero que, nuevamente con una rutina no monótona, puede ayudar al objetivo de reducir peso a ‘pesar’ de apartarnos del tabaco.

El ejercicio físico es también otro de los hábitos que se debe incorporar de forma progresiva puesto que es una ayuda indispensable para poder lograr estos dos retos de manera fácil y sencilla.
Finalmente, la Dra Amaro indica que “conseguir combinar una dieta que regule el metabolismo basal y permita a la vez ser efectiva para vencer la ansiedad que produce dejar de fumar, necesita de un último ingrediente que es el de la fuerza de voluntad con unas gotitas de constancia. Una dieta no debe ser un castigo, por eso es bueno proponer dos comidas libres a la semana y salir de una rutina alimenticia demasiado estricta”, expone.

Y es que con estos consejos, las promesas para el nuevo año dejarán de ser una expectativa para convertirse en realidad.

You may also like

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies