Consejos para tomar el sol de forma saludable - metodoamaro.com

Consejos para tomar el sol de forma saludable

por María Amaro
Imagen

Protegerse del sol es una recomendación sobretodo cuando se acerca el verano, ya que la exposición intensa al sol, puede producir efectos negativos como quemaduras de la piel, lesiones oculares, envejecimiento, manchas,  lesiones cutáneas y cáncer de piel, esto se debe a que la luz solar produce rayos infrarrojos (calor), luz visible (colores), ultravioletas (UVA, UVB) que producen el bronceado y los cambios celulares que predisponen al cáncer. Esta radiación es mayor entre las 12 de la mañana y las 4 de la tarde. A estas horas el nivel de radiaciones UV es mayor, más agresivo y cancerígeno.

Imagen

​El sol es indispensable para la vida, el ser humano lo necesita para la síntesis de la vitamina D que fija el calcio en los huesos, favorece la circulación sanguínea y facilita la actividad de las neuronas. Ya sea en la ciudad, en la playa o durante una ruta de senderismo en la montaña, cuando se toma el sol la piel queda expuesta a una luz demasiado intensa. Es muy importante protegerse adecuadamente. 


Imagen

“Según el IV Estudio CinfaSalud, avalado por la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), el cáncer de piel (80,1%) es el efecto perjudicial de las radiaciones que más preocupa a los españoles. A pesar de la amplia conciencia que parece existir en nuestro país sobre los efectos negativos del sol en la salud, siete de cada diez españoles (69,9%) usan la fotoprotección solo al exponerse directamente al sol”. (http://www.cinfasalud.com/areas-de-salud/cuidado-diario/piel/fotoproteccion/estudio/)

Imagen

9 consejos para disfrutar del sol con responsabilidad:

1. Aplica el protector solar en todo el cuerpo 30 minutos antes de exponerte al sol. Y no olvides volver a aplicarlo cada dos horas. Evita la exposición solar en las horas centrales del día. Los rayos solares son más fuertes y perjudiciales entre las doce de la mañana y las cuatro de la tarde. También la altitud aumenta la peligrosidad del sol, así como algunos tipos de nubosidad. 3. Para prevenir problemas oculares también es recomendable protegerse con gorra y lentes de sol con filtro UV. Es necesario que las gafas tengan una protección 100% frente a los rayos UV y solo si están homologadas por la Unión Europea, se puede garantizar que así sea. Las que mejor protegen los ojos y la piel que los rodea son las gafas de tipo envolvente. 5. En caso de embarazo, se debe usar un protector solar con máxima protección,  para evitar la aparición de manchas en la piel. 7. Educa a tus hijos sobre la necesidad de protegerse del sol. Los niños menores de un año nunca deben ser expuestos directamente al sol y, cuando tienen 2 o 3 años, sus padres deben extremar todas las medidas de fotoproteccion, como aplicarles fotoprotectores específicos para niños con SPF 50+ y el símbolo. Sobre todo, trata de concienciar a tus pequeños de los riesgos que entrañan las radiaciones predicando con el ejemplo. 2. Trata de buscar siempre la sombra, tu mejor aliada. Ten en cuenta que la sombra no garantiza la protección. Algunas superficies como la arena, el agua, la nieve o el cemento pueden reflejar más de la mitad de los rayos solares sobre la piel. 4. Consulta los índices ultravioleta (IUV). Antes de la exposición al sol o una actividad al aire libre, conviene informarse sobre la intensidad de las radiaciones a través de canales como la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) o la app solar de Be+: a partir de 6, el riesgo es alto y se deben extremar las medidas de fotoprotección, así como elegir el SPF adecuado. 6. Utiliza un fotoprotector adecuado a tu fototipo y a las circunstancias de la exposición. Nunca te apliques factor de protección inferior a 30. Por su parte, las personas de fototipos claros (I y II) deben usar siempre un SPF muy alto (50+) y en cuyo envase se especifique que también protege de la radiación ultravioleta A con el símbolo. Póntelo media hora antes de exponerte al sol y reaplícalo cada dos horas y tras el baño, acordándote de secar bien la piel antes. Elige, además, bálsamos labiales que contengan filtros solares. 8. Protege tu cuerpo con la ropa adecuada. Los colores oscuros protegen más que los claros y algunos tejidos, como el algodón, la viscosa, el rayón y el lino, protegen menos que otros como el nailon, la lana, la seda y el poliéster. 

9. No bajes la guardia después del verano. Las radiaciones solares son peligrosas durante todo el año, no solo en verano. Recuerda también, cuando practiques deportes de invierno, que la nieve refleja un 80% los rayos de sol, por lo que debes emplear fotoprotectores con un SPF mayor de 50.

Imagen

You may also like

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.