CINCO REGLAS PARA UN DESAYUNO SALUDABLE - metodoamaro.com

CINCO REGLAS PARA UN DESAYUNO SALUDABLE

por María Amaro
Imagen

De sobra es conocido que el desayuno es la comida más importante del día. De hecho, las calorías consumidas en lo que es nuestra primera ingesta diaria serán eliminadas a lo largo de la jornada.

Esta comida es especialmente importante en los niños. Está científicamente demostrado que los niños que no desayunan se despistan en sus tareas escolares y rinden mucho menos que aquellos que sí lo hacen. Esto se debe a que, dado el ayuno nocturno, sus niveles de glucosa en sangre son muy bajos. 

El tipo de desayuno variará en función de diversos factores como pueden ser la edad o la actividad física a realizar pero hay unas reglas básicas que debe cumplir todo desayuno (aunque es una comida tan importante y con tantas posibilidades que podremos variarlo a diario):

CINCO REGLAS PARA UN DESAYUNO SALUDABLE

  1. Lo primero que debemos hacer al levantarnos es hidratar nuestro cuerpo dado que llevamos varias horas sin hacerlo. Uno o dos vasos de agua son ideales para comenzar el día. Te ayudaran a eliminar toxinas y evitar el estreñimiento.
  2. Tómate tu tiempo para desayunar, siéntate. Es una comida muy importante. Dedícale su tiempo y disfruta de ella.
  3. Puedes continuar con un café (con o sin leche, hay muchas teorías sobre ello, si no eres intolerante a la lactosa, tómala). También puedes optar por una infusión y yogur o queso fresco para iniciar el día con algo de lácteos.
  4. Siempre que puedas un zumo de naranja, preferiblemente natural. Un buen aporte de vitamina C y minerales nos ayudarán a aumentar nuestras defensas naturales. Si te atreves, puedes ser de limón, en este caso, consúmelo con una pajita para no dañar el esmalte de tus dientes.
  5. Podemos añadir cereales a nuestro desayuno. Así como alguna pieza más de fruta o incluso algo de proteína, en función de la actividad que preveamos vayamos a realizar.

Lo importante es realizar un buen desayuno acorde a nuestra edad y actividad física. Además, es conveniente tomar algún alimento una vez pasadas tres horas desde el desayuno, bien una pieza de fruta o un lácteo y evitar así llegar al almuerzo sin haber comido nada previamente.

Dra. Amaro

You may also like

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.