Cómo preparar el bronceado con la alimentación - metodoamaro.com

Cómo preparar el bronceado con la alimentación

por María Amaro

Parece que poco a poco los primeros rayos solares de la primavera van haciendo acto de presencia. Tanto si eres de tez más clara como si eres más moren@, es una buena opción empezar a consumir determinados alimentos durante la primavera y preparar así nuestra piel para los primeros rayos de sol.

Y es que llegar al verano con un tono de piel más oscuro nos va a facilitar acelerar el proceso del bronceado cuando llegue el momento de darnos vuelta y vuelta sobre una hamaca o una toalla.

Existen una serie de alimentos que por su composición favorecen la producción de melanina y aportan elevados contenidos de vitamina E, encargada de ayudar también en este campo. El consumo de los mismos sirven para poder prepararnos mejor de cara al sol, algunos de ellos son:

– Zanahoria. La zanahoria tiene alto contenido en vitaminas y es altamente nutritiva. Fomenta la producción de melanina, ayudando al bronceado natural y además ejerce cierta protección ante las radiaciones solares. Su ingesta en zumo concentrado es quizá la mejor opción, aunque su consumo de forma natural también sirve.

– Las espinacas son desconocidas en este campo, pero gracias al alto contenido en betacaroteno esta verdura fomenta y prolonga el bronceado durante más tiempo. Así que además de recomendarlo para cualquier dieta es un alimento que cumple con la función de prepararnos para el sol.

– La manzana es una de las frutas que más ayuda en la fijación del bronceado. Cuenta también con cualidades saciables, anticatarrales, antiinflamatorias…

– El tomate tiene una serie de cualidades que ayudan, si no al bronceado, sí a luchar contra el envejecimiento de la piel que un exceso de sol provoca. Son muy ricos en licopeno, lo que ayuda a luchar contra los problemas de arrugas y envejecimiento de la piel.

– La soja. Es un potente antioxidante y como tal ayuda a fijar el moreno. Es aconsejable para prolongar ese tono bronceado que vamos consiguiendo poco a poco.

Es esencial la hidratación siempre, pero más si queremos mantener una piel tersa y bronceada. El agua no sólo se encuentra en el grifo, también los zumos de muchas frutas poseen un alto contenido en agua que además de ayudar con la hidratación favorecen el bronceado natural.

Y, cómo no, mantener hábitos alimenticios en los que se incluya pescado rico en Omega 3 ya que es un potente reparador que hidrata en profundidad la piel y la da una elasticidad que repercute en un bronceado mucho más duradero.

¡Esperamos que estos consejos os resulten útiles!

You may also like

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies