¿Porqué es mala la bollería industrial? - metodoamaro.com

¿Porqué es mala la bollería industrial?

por María Amaro

Empezamos este texto indicando que consumir de forma ocasional un bollo de este tipo a la semana o cada diez días no es malo para el organismo. El problema es cuando se consumen de forma diaria, frecuente y en una cantidad perjudicial.

La bollería industrial es de calidad nutricional dudosa. ¿Eso significa que todos sus componentes son malos? No, pero en conjunto no es de calidad necesaria:

  1. La combinación de grasas y azúcares le confiere cierto poder de adicción. Cuanto más se consume, más se quiere seguir consumiendo.
  2. Contienen grasas trans que no son saludables y a la larga son perjudiciales para el sistema cardiovascular.
  3. Poseen un alto nivel calórico. Un ejemplo: cien gramos equivaldrían a casi quinientas calorías, el equivalente a kilo y medio de judías.
  4. Por la cantidad de grasas que contiene contribuye al sobrepeso, la celulitis y la obesidad.
  5. Contribuye al aumento del colesterol llamado ‘malo’. Eso influye directamente en la aparición de enfermedades cardíacas y la arterioesclerosis.
  6. Al tener un alto contenido en sodio, puede provocar hipertensión.


¿Significa esto que comer bollería casera es bueno? Tampoco es así. La bollería casera es más sana que la industrial, pero sigue siendo una fuente de carbohidratos, azúcar y grasas. Se puede comer con una frecuencia mayor, pero de forma controlada.

You may also like

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies